jueves, 21 de enero de 2010

El día que fuimos guerreros

El frikismo tiene un límite, pero Bruno Redondo y yo no lo conocemos.

El año pasado se nos ofreció la oportunidad de participar en un rodaje, como extras, de un corto de Albert Blanch titulado "Armadura" y como pocas veces se puede uno enfundar en una armadura real y ponerse a berrear como un auténtico guerrero poseído, no dejamos escapar la oportunidad. Yuhuuu!


Bruno y yo formamos parte del regimiento y como no se nos distingue, Bruno ha capturado un par de fotos para que nos veais.







Yo (izquierda) y Bruno (derecha). Ya podeis reir.

2 comentarios:

Luis dijo...

¡Estais muy guapos! ¡Ja, ja!

Montserrat Labarga dijo...

si muy majos, jajajaja